¡Arroz! 10 grandes paellas (y otros arroces)

Con colaboradora invitada FoodHunterMx

La paella es uno de los platillos reconfortantes que los mexicanos más adoran.  Especialmente los domingos.  Quizá el guiso español más reconocido alrededor del mundo se ha desviado de sus raíces al salir de su tierra.  Por ejemplo ¿Sabías que el nombre “paella” se refiere a la sartén donde se cocina, y no al platillo? La versión valenciana que conocemos y sus muchas variantes simplemente les llaman “arroces”.  La versión tradicional se hace con conejo, judías verdes, y pollo. Así que estas cosas barrocas que acostumbramos buscar que incorporan todo el departamento de carnicería, de salchichonería, y el de pescados y mariscos en una sola paellera para los puristas sería una aberración.  También el ingrediente importa: Así como el risotto solo se hace con arroz tipo arborio, la paella genuina solo se hace con el gordito arroz Calasparra o bomba.  Pues mi amiga Foodhunter y yo nos dimos a la misión de encontrar algunas de las mejores paellas de la ciudad. Preguntamos, investigamos, y detectamos las paellas favoritas de los capitalinos.  Desde los pequeños changarros de barrio, a los más finos restaurantes, fuimos a probarlas y comimos hasta que nos salió azafrán por las orejas.  Aquí tienes 10 grandes paellas de la Ciudad de México y donde encontrarlas.

 

La Barraca Valenciana

Con solo mirar los rostros de los comensales, su satisfacción es evidente. Por casi una generación, visitar la Barraca Valenciana en Coyoacán es sinónimo de delicia. Su paella marinera, desbordada de mariscos, sólo está disponible los fines de semana y vaya que la espera vale toda la pena; pues encanta todos tus sentidos. Te enamoras del color, el olor, la sensación, y el sabor es un hechizo valenciano.

Av. Centenario No. 91-C, Coyoacán


Candela Romero

Dentro del hotel St Regis, se encuentra el opulento y chic restaurante español Candela Romero. Si hay algo que su chef, el valenciano David Izquierdo conoce es la paella. En su carta encontrarás una sección completa dedicada a los arroces, incluyendo paella valenciana (con todo y conejo como dicta la tradición). Pero optamos por una versión más creativa: txipirones y alcachofas. Es un arroz con sabor enorme y concentrado que me dejó con ganas de probar todos los arroces.

Paseo de la Reforma 439, Cuauhtémoc


Centro Castellano

Una de las paellas más valoradas en la ciudad por varias generaciones ha sido la del Centro Castellano.  Entrar al comedor es visitar un lugar que el tiempo se olvidó de tocar, pero eso si, la paella es algo muy especial. Hay dos secretos que hacen de la paella del Centro Castellano realmente excepcional.  El primero podría ser sus abundantes mariscos y carnes, o sus bellísimos colores.  Pero no. Es el jamón ibérico que usan en el caldo, lo que le aporta enorme sabor.  Y el segundo, es el oficio: “Cuando alguien hace el mismo platillo por 40 años, siempre lo hace perfecto,” nos dicen.

Calle República de Uruguay 16, colonia centro.


J by José Andrés

El celebrity chef español José Andrés tiene un restaurante en la CDMX dentro del Hotel W llamado “J by José Andrés”. Es un espacio moderno, cool y colorido, donde convergen España y México. Son muy estrictos con sus ingredientes, incluyendo el uso del arroz Calasparra, de denominación de origen. Cuenta con cuatro opciones de paella: la clásica, la de verduras, el arroz negro, y nosotros elegimos el de pollo con setas. Sencillo y contundente a la vez.  La cocinan al momento, así que considera unos 25 minutos para su preparación.  Los miércoles por la noche, le llaman “paella nights” donde por muy buen precio, tu y un acompañante comparten una paellera y un vinito!

Campos Elíseos 252, Polanco


Paella Azafrán

Antes de que la veas, la vas a oler. Desde la calle, el aroma de esta paella se hace presente, y justo es un azafrán muy marcado lo que la caracteriza. Mucha gente recomendó este lugar cuyo menú solo tiene un platillo.  Es un comedor pequeño, y la mayoría de su clientela ordenan para llevar.  Este local de la colonia Cuauhtémoc tiene fans más apasionados que una bailaora de flamenco. Durante nuestra visita, los teléfonos no paraban de sonar, y gente se llevaba paelleras enteras. El arroz es esponjoso, y sus ingredientes generosos. Pero si te gusta con extra mariscos, pide la versión “premium”.

Calle Río Tiber 86, Cuauhtémoc


La Barra de Fran

Música, bullicio, y copas suenan intensas en este rincón de Polanco que trae el espíritu de la taberna española al siglo XXI. Escogimos el arroz que más se nos antojó, el arroz de rabo de toro. Se aleja un poco de la paella, pero no tanto porque tiene sofrito de pimientos y azafrán presentes, la estrella es la carne de res que le da un sabor profundo e irresistible. Perfecto para el amante de la carne en tu familia.

Av. Emilio Castelar 185, Polanco


Pan Tumacat

La paella es uno de esos platillos que frecuentemente los preparan pequeñas cocinas caseras que cocinan recetas familiares.  Escondido en la Colonia del Valle, Pan Tumacat confirma que lo mejor viene en pequeñas presentaciones. Un alegre matrimonio de españoles son los dueños y cocineros, quienes han deleitado por años a los mexicanos con su rico y tradicional arroz. “La paella es un platillo que se comparte,” nos afirman. Y aseguran que el secreto está en el socarrat (el arroz quemadito al fondo de la cazuela).

Mariscal Sucre 34, Del Valle


El Puntal del Norte

Ligeramente escondido en una cerrada de Las Lomas, el Puntal del Norte es reconocido por una cocina de extraordinario nivel, enfocada en sabores españoles. Y no es accidente, el chef Pablo San Román tiene el respeto de los cocineros y el amor de los comensales de la ciudad. Su paella es una obra de arte con mucha disciplina, cocinada con un complejo caldo de mar, y usando arroz, carnes y mariscos de altísima calidad. El restaurante tiene un servicio y entorno elegante a la vieja escuela.  Bajo pedido, también puedes pedir tu paella de conejo.

Cda. Palomas 22, Reforma Soc


El Escorial

No te sorprendas si al llegar a El Escorial, el chef Carlos González te recibe y te escolta hasta tu mesa. Su oferta es paella valenciana y según él, la mejor de México, pero no olvidemos que en gustos se rompen géneros. Su paella está ejecutada de acuerdo a la tradición, usando ingredientes frescos y de alta calidad.  Un poco de chorizo y butifarra, le dan un toque distintivo que mantiene fiel a su clientela en San Ángel.

Av De La Paz 57 Loc 8, San Angel


La Chicha

Durante su servicio normal, La Chicha es uno de los rincones más bohemios y amigueros de la colonia Roma. Pero solo un grupo selecto de clientes conoce su secreto: que un sábado al mes únicamente, se sirve gran paella. Generosa de mejillones y cangrejo entre otros mariscos, este arroz se ha vuelto algo de culto, donde la clientela llega desde temprano para asegurar su plato. Ganadora a premios en concursos, la paella de Paco Ponce hace feliz a la gente.

Orizaba 171, Roma

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.