#Chompetencia uno- Tsunami de Malteadas

Estamos por realizar la #Chompetencia número dos, por lo cual quiero recapitular lo que fue la primera, que realizamos el 12 de Octubre.

Pero ¿Qué es una “#Chompetencia“?  Es un campeonato amistoso, donde un grupo de twitteros elegimos un platillo, algún antojo que pueda reinterpretarse de múltiples maneras, y distintos niveles de sofisticación.  Llamamos a nuestros seguidores para que nominen a sus favoritos y nos hacemos a la tarea de probarlos todos y calificarlos. Fue un largo recorrido en horas, kilómetros y tweets.  Pero generamos tanta conversación que nos convertimos en trending topic ese día. En esa ocasión, fue la búsqueda por la mejor malteada de la ciudad con Las Chilangas Hambrientas (@DFhambrientas, son dos), junto con Irving (@SoyDonDiablo).

Una malteada es uno de esos grandes pequeños lujos de la vida. Ellas no tienen ninguna función en este mundo más que darte placer. No tienen ningún valor nutricional.  Una malteada puede ser una avalancha de calorías grasa y azúcar, así que más vale que valgan la pena. Pero ¿qué hace que una malteada sea buena? Tras platicarlo, decidimos calificar 5 rubros:

1-Sabor: una malteada tiene que saber espectacular. Punto.  Tiene que tener un fuerte sabor, o sabores, ser dulce sin llegar a empalagar, tiene que ser emocionante.

2-Consistencia: ¿ cual es la diferencia entre un licuado de mercado, o un Chocomilk, y una malteada?  La consistencia. La malteadas un lujo y tiene que sentirse como tal, no sólo apoyarse en su sabor. El que sea espesa es crucial. Tiene que ser pesada, Cremosa, y lenta. Como un telón de terciopelo ahí está el lujo.

3- Presentación:  Una malteada tiene que verse coqueta.  Toda la faramalla que decora una malteada es parte de la experiencia.  Es también una oportunidad para demostrar la creatividad de los malteadores.

4-Originalidad: ¿Que tan atrevidos o que tan precavidos se vieron los que crearon estas bebidas?  Lo que nos causa asombro, le puede dar felicidad al paladar.

5- Relación valor/precio:  La parte final es el costo.  Cuando vemos el resto de las opciones en la carta de un lugar ¿Como se compara el precio de la malteada?  Este rubro le dio y costó puntos a muchos de nuestros concursantes.

Empecemos el recorrido, en el orden en que los probamos:

1- CHOMP CHOMP

image_1Esta postrería tiene un following muy apasionado.  Recibimos una cantidad fuerte de nominaciones para este lugar, especialmente por su malteada e aguacate, llamada Aguacaty Perry.  Fue una dicha empezar el recorrido aquí.  Tengo mucho tiempo deseado probar esta famosa malteada.  Cuando nos trajeron la hermosa bebida, me emocioné.  La consistencia era perfecta, pero el sabor del aguacate era tan sutil que se perdió por completo. Hay quienes dijeron que debieron concursar con otra de mayor sabor, y quizás tenían razón.

 

2- BUTCHER & SONS

image_14Las hamburguesas y cócteles de Butcher & Sons me han encantan. Pero una vez deje una malteada tan solo después de dos sorbos. Esa mañana, todo el equipo del restaurante se presentó muy entusiasmado y orgulloso de presentarnos su nueva creación: helado de almendra, arroz con leche, mezclado con una leche infusionada en cereal cini-minis. La sirven en sus lindos frascos con un poquito de miel de abeja y canela en el borde y unas cosas curiosas flotando la superficie. Esas bolitas, resultaron ser deliciosisimas croquetas de arroz con leche.  Al probar la malteada todos quedamos en completo silencio. Una de las chilangas pareció entrar en trance. Y la verdad es que esta malteada estaba fuera de serie.  Creo que los cereales como el trigo, arroz, y avena, tienen ese saborcito terroso que nos da mucho confort. Esas notas en combinación con la almendra son las que dominan esta malteada.

3- KITCHEN 6

image_5Desde que abrieron sus puertas, yo he sido un fiel evangelizador de Kitchen 6. Sus hamburguesas y papas fritas son de mis favoritas en la ciudad. Estaba muy emocionado en ver que nos iba preparar el dueño para esta competencia. Nos presentó una creación en un tarro de aluminio sobre una tablita. Hasta arriba, espolvoreado de deliciosas solitas chocolate en mucho detalle. Era una Malteada de tiramisú. Desafortunadamente, al probarla no hubo amore. Por lo menos en esta preparación, al chef se le fue la mano de el licor grapa. El sabor alcohólico realmente aniquiló del resto de los sabores.  Así que  seguiré regresando fielmente por esas hamburguesas y esas papas fantásticas, pero no por la malteada

4- CARA MIA BAKERY

image_7Ahí mismo en Kitchen 6, Cara Mia Bakery, quienes vemos frecuentemente en los bazares gastronómicos con delicias del horno, sandwiches y bebidas, compitieron con una malteada muy peculiar.  Usando helados de mi heladero favorito, Helados Finno, crearon una delicia combinando helado de queso artesanal, con otro de limón con mantequilla.  El resultado fue algo muy sofisticado con tonos de cheesecake de limón.  Su nombre “Le Monchis” (o “lemon cheese”). Esta es una verdadera malteada para adultos.  No empalaga, y es sofisticada.  Una hermosa creación gourmet.

4- LA PAPA GUAPA

image_10Confieso que nunca había ido a La Papa Guapa. Pero ya veo porque es tan popular, es un lugar muy, muy divertido. De los nueve lugares que reseñamos, cuatro tenían tema de los años cincuentas y este fue el primero. Era tan perfecto que parecía un set de cine. Hasta el cantinero con peinado rockabilly nos transportó a esa década.  La malteada que nos hizo fue la favorita de sus clientes: el pay de limón. Nos trajeron una copa tradicional con un decorado muy puntual. Desde que la primera gota tocó la lengua el sabor era clarísimo: Carlota de limón, ese postre de antaño hecho a base de galletas Marías y leche Nestlé con limón.  Y justamente esa leche condensada azucarada fue el mayor problema de este creación. Era tan dulce que pensé que me volvería diabético con un solo trago. Y además, no estaba fría como una malteada debe de ser. Este lugar se gana un diez en simpatía (y las papas se ven buenísimas) pero las malteadas no son mi hit.

5- BARRACUDA DINER

image_8Entre los más nominados estuvo Barracuda Diner. Con la extensa oferta de hamburguesas novedosas, hace mucho que dejé de venir aquí. En el momento en que nos sirvieron su malteada, exhalé con un poco de decepción.  Estaba servida en una simple copa clásica sin realmente ninguna atención a detalles su presentación. ¿Qué nos podíamos esperar?. Pero el momento en que la malteada tocó mi lengua, fue magia. Esta sencilla pero seductora creación me tomo por sorpresa.  En principio porque estaba hecha con un chocolate amargo profundo, pero iba acompañado de crema de cacahuate que con esa grasita tan deliciosa, era una combinación perfecta. Me entró un sentimiento de culpa, me sentí juicioso por el aspecto de la copa. Así es.  Epifanía de humildad ante una malteada.

6- JOHNNY ROCKETS

image_11Esta fue la única parada en un centro comercial. No soy muy fan de este tipo de entornos pero no puedo negar que las malteadas de Johnny Rockets las tengo grabadas en mi recuerdo. Después de muchos años de no haberlas probado ¿se mantendrán sabrosas como en mi memoria o habrá cambiado demasiado mi paladar?  La respuesta llegó en partes: una blonda sobre la barra, el tradicional vasito curvo sobre su arnés de metal, el pilón dentro de un vaso de aluminio con escarcha por fuera, y por último, el popote de calibre grueso llamado “turbo”. No hay nada original aquí, sino un clásico.  La consistencia era perfecta, y el sabor fantástico. Nos explicaron que ellos sirven la versión estándar y la versión premium. Nos sirvieron de la última. Escuchábamos el ruido de las hamburguesas freír en la plancha, música de rock’n’roll en el sistema de sonido, y las voces de los clientes que se anotaban en la lista de espera.  Conclusión: hasta una cadena de restaurantes puede lograr (y mantener) una malteada de primera categoría aún con el paso de los años.
7- EL MERENDERO
image_12El merendero era otro lugar que yo nunca había conocido. Pero los seguidores de las Chilangas, insistieron que no nos lo podíamos perder, así que fue que entraron en la lista.  Este fue el cuarto y último lugar con tema cincuentero al cual entramos y sin duda el de mejor gusto. Ellos no sirvieron su malteada de frutos rojos, hecho con un sorbete (también de helados Finno) y una leche especial ellos infusionan con albahaca y Jengibre. El sabor era como ir por el bosque con Hansel y Gretel, pero hipsters. Eso es bueno para mi.  Esta es la malteada que yo podría beber con mayor frecuencia, de todas las concursantes.
5- L’ENCANTO DE LOLA

image_13Cuando llegamos a L’Encanto de Lola, ya no podía más. Ya había escuchado mucho de su famosa malteada de gansito, pero mis papilas gustativas rogaban por algo salado. Ni hablar. Tenía una misión por terminar. Tomé el popote, succioné, y empecé a escuchar música de Barry White, las luces atenuaron, y corría una sensual brisa por mi cabello en cámara lenta. Esta malteada era la cosa más sensual que había probado en años.  Cada sorbo me sabía a paraíso, pero sabía que habría un infierno de calorías y grasa.  Esta es una gran malteada.

Veredicto final:

image_3El gran ganador del día resultó Butcher & Sons.  El sabor, técnica, precio, y elemento sorpresa con esas croquetas de arroz con leche le dieron un gran plus.

Pero ¿Porqué no ganó la malteada de gansito?   Por el precio.  Esa malteada fue la más cara del recorrido, costando $115 pesos, mientras que la de El Merendero costaba $65.  Un brinco muy grande, y por eso perdió puntos.

En estos meses, mucha gente sigue hablando de la famosa #chompetencia, y yo solo he tomado una malteada desde entonces.  Así es, regresé a Lola por otro gansito.

 

 

 

Amore Milano – Toronja con swing Italiano

Soy fan mal plan de la toronja.  La que odiaba de niño, ahora es una de mis favoritas, y especialmente en cocktelería.  Este video me hizo sonreir, salivar, y en secreto bailé un poquito también.  Este es el delicioso Amore Milano de Limantour, a ritmo de Swing!

Carta de amor a El Parnita

Querido Parnita:

Debes de saberlo. Competencia, la tienes. Aquí en la Roma tengo opciones finas, opciones callejeras con quien irme.  Pero hoy, quiero decirte lo especial que eres para mi.

Tu cuadra de la calle de Yucatán es chistosa. Tu aspecto es modesto. Pero lograste combinar sabor y espíritu que te ha convertido en un centro de reunión para bohemios, creativos, celebridades y los poderosos del país.

Y ¿Qué tienes de especial? Si trato de destilar que es ese ingrediente secreto, voy a decir que es honestidad. Explico: de entrada, eres un negocio familiar. Betty, la dama de pelos plateados nos da apapachos como si fuéramos parte de su árbol genealógico; Nicolás, su hijo que es en parte gerente, y en parte mago de creaciones culinarias. Y todos conocen a Paulino, el otro hijo, quien es parte abogado y parte anfitrión, quien nos hacer sentir que siempre hay un amigo aquí esperándote para brindar contigo.

Tu honestidad se ve también en el popurrí de mexicanidades que decoran tu espacio. Y lo más importante, está en tus platos. No eres de sofisticadas ideas de ningún chef fancy de la zona, sino una mesa de sabores maravillosos, reconfortantes hechos con ingredientes que todos conocemos. Eres Mexicano, Parnita, un mexicano universal neto sin poses ni faramallas. Te amo.

Tus sopas del día nunca me han decepcionado.   Tu cebiche Parnita me llena de alegría tropical. Pero tus tacos, esos son un poema. Las tortillas hechas a mano son perfectas, tus salsas me han cambiado la vida. Cuando pruebo tu taco viajero, de cerdo en escabeche, siento mariposas en el paladar. Perdón que me ponga cursi, pero si tu logras hacer un taco hecho a base de un chipotle dulce relleno, yo tengo derecho a ponerme sentimental. Así que déjame pedir un mezcal para sentirme más macho, y pedir tres viajeros más.

El Parnita, yo quiero todo contigo. Sigue igual de honesto.   Nunca me dejes.

Atte:

gastronauta-logo2

El Parnita
Yucatán 84
Colonia Roma Norte

 

 
LO FUERTE: La joya de la corona son los tacos viajeros. Gamechangers.
LO DÉBIL: Los postres.  Sorry!
CUANDO REGRESARÍA: Dos veces por semana, al menos.

 

 

Etiqueta para comer sushi

¿Hay manera correcta o incorrecta de comer el sushi?

¿Hay manera correcta o incorrecta de comer el sushi?

Esta grafica dice que “lo correcto” y “lo incorrecto” a la hora de comer tus sushis.   Aquí la traducción:

Lo correcto;
Toma el sushi con tus palillos o con los dedos.  Ambos son correctos

Ligeramente remoja el pescado, no el arroz, en un poco de salsa de soya.

Coloca la porción completa en tu boca, posicionando para el pescado toque tu lengua.

Utiliza el extremo ancho de tus palillos al tomar de un plato compartido.

Reposa las puntas estrechas de tus palillos sobre el “hashi-oki” de cerámica cuando no los estés usando.

Una manera de señalar que ya has terminado, es colocar tus palillos sobre tu tazón de salsa de soya.

 

Lo incorrecto:

Frotar los palillos para eliminar astillas. (es una grosería.  Un lugar de reputación jamás ofrecería palillos de tan baja calidad.)

Morder el sushi a la mitad, y regresar el resto al plato.

Colocar un pedazo del jengibre sobre el sushi.  (Come las rebanadas de jengibre entre piezas para limpiar el paladar)

Sopear el arroz en la salsa de soya.

Echarle wasabi a tu soya, convirtiéndola en sopa. El wasabi debe colocarse directo sobre el sushi si es que se usa en absoluto.

Darle dinero al chef de sushi.  Los chefs generalmente nunca tocan el dinero.

 

Los restaurantes son como la ropa: Hay que escoger de acuerdo con la ocasión.”

Cita del Día

Deconstruyendo Kaah Siis

Abstracción y excelencia

Kaah Siis es uno de esos lugares donde es prudente saber a lo que vas. Alguien podría llevarse una desilusión si va con la expectativa de poder ordenar una pastita, una hamburguesa, o algo sólo para llenar la barriga. Este no es uno de esos restaurantes.  

En Kaah Siis la comida es abstracta, llevada a un lugar elevado donde los límites entre gastronomía y diseño comienzan a fundirse. Esta es comida para contemplar, para pensar, y para expandir. Ubicado en el lado occidente de Polanco, Kaah Siis (que significa “Lugar Fresco” en Maya), es la creación de dos jóvenes chefs, Israel Montero y Alfredo Chávez. Bajo la tendencia de “Cocina Local” (como Máximo Bistrot o Merotoro), los chefs de Kaah Siis siguen muchas reglas sobre el origen de los ingredientes. La carta puede cambiar diario, ya que todos son frescos, la vasta mayoría de origen local. Es más, tienen un proyecto de hortaliza y muchos de los productos los cultivan ellos mismos. Los pescados son traídos directo de las costas y los criaderos con un mínimo de traslado. Detrás de cada platillo, hay puras cosas buenas, y un gran esfuerzo invisible. Pero sobre el plato, es donde la verdadera historia se comienza a contar.

Los jóvenes chefs desde su cocinaTuve la oportunidad de probar muchos platillos, y cada uno fue efectivo. No solo en sus sabores, sino en su presentación, y en la complejidad de la experiencia. Explico: El común denominador es que los platillos están “deconstruídos”, es decir, cada uno viene con muchos elementos sueltos en el plato. Dependiendo en la dirección que deslices tu tenedor, logras variaciones del perfil de sabor del platillo. El mejor ejemplo fue una creación con una elegante pirámide al centro. Era un foie gras, relleno de chabacano y cubierto de ceniza de tortilla. Ya en si, sabores complejos. Pero debajo de ella, una arena de amaranto, trocitos de cacao, blueberries, y picos de mole.   Todas las piezas de este rompecabezas van sueltas, y dependiendo como elijas armarla crearás una figura distinta en el paladar.Image  Plato tras plato, mi compañero y yo anclamos la charla en tratar de entender que demonios sucedía en nuestras bocas, por identificar el origen de los sabores o las texturas de cada bocado. El mejor ejemplo fue un plato de bacalao de Ensenada. Lo preparan con una cura de sal 24 horas, para después ahumarlo con encino, y lo sirven con una salsa de tomate tatemado, brotes y vegetales, trigo, y pétalos de pensamiento. El sabor es tan complejo como la descripción. Al tratar de discernir estos sabores descubrí que las notas de humo las percibía en lo alto del paladar, mientras que el sabor terroso del tomate tatemado bien sentado sobre la lengua. Me asombró que fuera tan claro de que lugar físico se ubicaba el sabor.Image El factor wow está presente en cada plato, al inicio visual, y después gustativo. Como la hermosísima ensalada de betabeles con dúo de truchas ahumadas, o el sorbete de pinole con maíz tostado y jalea de maracuyá. Estas no son bellezas huecas. Por eso yo pongo esta cocina de autor al mismo nivel que visitar una galería de arte contemporáneo. Enmarcado en cada plato, hay un concepto creativo, que está ejecutado con una precisión obsesiva, casi enfermiza, que resalta lo que lo distingue de otras experiencias culinarias.Image Debido a que los platillos cambian frecuencia, con su debido riesgo recomiendo ampliamente el pork belly con gastrique de arándano, y en los postres el helado de manzanilla y miel con biscocho de cous cousImage

Kaah Siis

Schiller 331, Polanco


LO FUERTE:  Calidad global: ingrediente, ideas, técnica, sabor.
LO DÉBIL: Algunas guarniciones, purés y garnishes no le dieron servicio a los platos. Maridajes.
CUANDO REGRESARÍA: En ocasiones especiales. Cuando necesite impresionar a alguien difícil de impresionar.